WordPress.org

Noticias

WordPress es seguro (parte 4/4)

WordPress es seguro (parte 4/4)


Ya sabemos que WordPress es seguro, cómo mantenerlo actualizado y además como incrementar su seguridad. Ahora lo que nos queda saber es qué hacer en un caso de desastre total…

Prevenir antes que curar

Ya lo dice el refrán: más vale prevenir que curar. Y de esto va la información que vas a encontrar aquí. Como se decía al inicio, anteriormente hemos escrito sobre cómo incrementar la seguridad, pero no siempre es un problema de seguridad el que un sitio WordPress se rompa. Puede haber muchos factores, algo tan sencillo como que la máquina donde está tu web se estropee.

Para evitar llegar a un extremo al que no quiere nadie llegar, lo que vamos a tener que preparar es un sistema de plan de contingencia.

El plan de contingencia

Como en muchas situaciones, hemos de ponernos en lo peor, y en el caso de WordPress, es que nuestro sitio deje de funcionar o se borre, o nos lo consigan manipular y podamos llegar a perder la información.

Para esto debemos tener un plan de contingencia que puede ser de muchos niveles. Y que podríamos dividir en 3 niveles: copias de seguridad, sistemas redundados y alta disponibilidad.

Las copias de seguridad

Este es el sistema mínimo y básico que hemos de tener para nuestro WordPress. Por ahora WordPress no dispone de un sistema propio de copias de seguridad, por lo que necesitamos depender de un sistema tercero para realizar esas copias.

¿Qué hemos de copiar y guardar? Básicamente 4 elementos:

  • El programa (software). Es el contenido que incluye el núcleo de WordPress, los plugins y temas, además de todos los contenidos media que hayas podido subir.
  • La información (base de datos). En la base de datos se almacenan los contenidos y configuraciones de tu sitio, tus páginas, entradas y otros contenidos que hayas podido guardar y publicar.
  • La configuración del servidor web. Dependiendo del sistema que uses (Apache, nginx) pueden ser unos contenidos u otros. El más conocido es el fichero .htaccess. En caso de duda, consulta con tu proveedor de hosting para que te indique qué ficheros deberías guardar.
  • Los certificados TLS. Aunque los certificados se pueden regenerar, lo mejor es tener disponible y guardados los ficheros de los certificados para poder configurarlos de nuevo en caso extremo.

Para hacer copias de seguridad tenemos varias opciones. La primera de ellas suele estar en el proveedor de hosting, que suele disponer de sistemas propios para hacer copias de todo nuestro sitio y configuración. Es importante saber y preguntar cómo y qué se puede recuperar en caso de un desastre y haya que restaurarla, ya que en algunos casos se podrá recuperar fichero a fichero y en otros se tendrá que sobrescribir toda la información, perdiendo la información nueva que haya habido entre la copia y el momento actual.

En otros casos podemos configurar un plugin de copias de seguridad de los que hay en el repositorio de WordPress y que puedes encontrar entre los plugins etiquetados como backup.

Como última opción, siempre puedes realizar la copia manualmente. Por ejemplo, descargando los ficheros por FTP, la base de datos con algún panel del tipo a phpMyAdmin y el resto de las configuraciones dependerán del sistema o del hosting.

Existe una alternativa que es la de crear copias instantáneas de volumen (snapshots) en los que se hace una copia puntual en el tiempo de cómo se encuentra el sistema. En estos casos, a la hora de realizar la restauración podemos sobrescribir el sistema actual con el de ese momento, o podemos montar un nuevo sistema, acceder y recuperar la información que requiramos.

Sistemas redundados

Un sistema redundado es aquel en el que en realidad tienes dos o más veces tu WordPress funcionando, pero sólo lo hace uno a la vez. Además, estas instalaciones están configuradas mediante un sistema primario-secundario, en el que hay una instalación principal, y cualquier cambio que se haga, se va heredando al resto de versiones.

En caso de que el WordPress principal falle, pasaría a ponerse en marcha de forma manual o automática la segunda edición del sitio.

Normalmente estos sistemas se encuentran distribuidos o federados para no encontrarse físicamente en el mismo lugar. Por ejemplo, si hay un corte de electricidad en un centro de datos, se mandaría a los usuarios a otros centros de datos en otras localizaciones.

En cualquier caso, estos sistemas ya suelen tener sus propios mecanismos para hacer copias de seguridad de forma recurrente.

Alta disponibilidad

Sin duda es el sistema óptimo, pero el más complejo y caro (de precio) ya que requiere de bastante inversión y recursos.

En este caso, tendríamos varias copias de nuestro sitio web funcionando a la vez, en distintas localizaciones, y a los usuarios se les manda de forma independiente a cualquiera de ellas. Por norma general, para que esto funcione al menos ha de haber 3 localizaciones. De la misma manera que el caso anterior, aquí también es imprescindible tener copias de seguridad ya que toda la información se copia y replica a la vez en todos los sistemas.

Deja una respuesta