Cookies

WordPress usa cookies, o pequeñas piezas de información almacenadas en tu ordenador, para verificar quién eres. Hay cookies para los usuarios conectados y para los comentaristas.

Activar las cookies en tu navegador Activar las cookies en tu navegador

WordPress usa cookies para la identificación. Eso significa que, para poder acceder a tu sitio WordPress, debes tener activadas las cookies en tu navegador.

Arriba ↑

Cookies de usuario Cookies de usuario

Los usuarios son aquellas personas que han registrado una cuenta en el sitio WordPress.

Al acceder, WordPress usa la cookie wordpress_[hash] para almacenar tus detalles de identificación. Su uso está limitado al área de la pantalla de administración, «/wp-admin/».

Después de acceder, WordPress establece la cookie wordpress_logged_in_[hash], que indica cuándo has accedido y quién eres, para el uso de la mayor parte de la interfaz.

WordPress también establece unas cuantas cookies del tipo wp-settings-{time}-[UID]. El número que aparece al final es tu ID de usuario individual en la tabla usuarios de la base de datos. Esto se usa para personalizar tu visualización de la interfaz de administración y, posiblemente, también la interfaz principal del sitio.

La longitud de las cookies puede ser ajustada con el gancho auth_cookie_expiration (un ejemplo se puede encontrar en el artículo sobre cuál es la forma más fácil de evitar que WP me desconecte).

Datos no específicos de la versión Datos no específicos de la versión

Las cookies actuales contienen datos con hash, por lo que no tienes que preocuparte de que alguien averigüe tu nombre de usuario y contraseña leyendo los datos de las cookies. Un hash es el resultado de una fórmula matemática concreta aplicada a algunos datos de entrada (en este caso, tu nombre de usuario y contraseña, respectivamente). Es bastante difícil de revertir un hash (rozando la inviabilidad práctica en los ordenadores actuales). Esto significa que es muy difícil coger un hash y «descifarlo» para encontrar los datos de entrada originales.

WordPress usa las dos cookies para evitar la parte de la entrada de la contraseña en el archivo wp-login.php. Si WordPress reconoce que tienes cookies válidas y no caducadas, irás directamente a la pantalla de administración de WordPress. Si no tienes las cookies, están caducadas o, de algún modo, no son válidas (como si las hubieras editado manualmente por alguna razón), WordPress te pedirá que accedas de nuevo para poder obtener unas nuevas cookies.

Arriba ↑

Cookies de comentaristas Cookies de comentaristas

Cuando los visitantes comentan en tu blog, ellos también reciben cookies que se almacenan en su ordenador. Esto es puramente una comodidad para que el visitante, cuando quiera dejar otro comentario, no tenga que volver a escribir de nuevo toda su información. Se establecen tres cookies para los comentaristas:

  • comment_author_{HASH}
  • comment_author_email_{HASH}
  • comment_author_url_{HASH}

Las cookies de los comentaristas están programadas para caducar en un poco menos de un año desde el momento en que se establecen.

Arriba ↑

Referencias Referencias